Spotify, Héroe o villano?

Antes de la carta abierta de Tylor Swift otros artistas se habían retirado del streaming, artistas como Radiohead, The Black Keys y Adele por razones como, baja comisión por canción reproducida lo que hace que el modelo no sea favorable para los nuevos artistas. Razones que suenan más que suficientes en la superficie, pero si lo pensamos un poco, la cosa es mucho más diferente.

Últimamente se ha crucificado bastante a Spotify por la carta de Taylor Swift y con la retirada del catálogo de varios artistas para estar disponibles en streaming, pero la realidad es quién se lleva gran parte de la torta son los tres grandes sellos que tienen el 85% del negocio y que son accionistas de Spotify.

Por lo mismo, se personaliza estas polémicas en Spotify y es mi opinión que las disqueras, que siguen teniendo un gran poder en lo legal, son los que siguen mandando el juego, a pesar que el modelo ya cambió hacer rato.

Hace poco se filtró el contrato de Sony con Spotify y quedaba claro que era un acuerdo sumamente abusivo sobre Spotify donde lo obligaba a darle ganancias a Sony por la publicidad dentro de la aplicación gratuita además de manejar como el streaming de música no como una transmisión radial (donde la regalía va directamente al artista) si no como una venta de una canción, donde el porcentaje de repartición es distinto. Si que, si, Spotify firmó un contrato que daba mucho que desear, pero de cierta forma estaba obligado o si no podría sólo contar con un 15% de la música del mundo, la de los sellos independientes.

Por otro lado se habla de que el modelo no favorece a nuevos artistas. Y con esto estoy muy en desacuerdo a pesar que me encuentro en este grupo: lo primero que aprendí en internet es una sencilla y tremenda verdad: “El contenido es lo importante” y esto lo voy a explicar con mi propia experiencia para no dañar la sensibilidad de nadie:

Desde Marzo que tengo mi música en Spotify (y en otros servicios de Streaming y que definitivamente debes escuchar) pero si mi música no ha llegado a generar las lucas para que tenga que dejar de buscar un trabajo de 9 a 5 es sólo por el echo – que no les miento, me duele mucho aceptar – que mi música no es lo suficientemente seductora para que se haya vuelto, al menos, medianamente viral, por lo cual, desde el lanzamiento de mi disco, no ha habido una explosión de me gustas, de pageviews o cualquier KPI en el cual se quiera medir el éxito. Para mi Spotify es sólo una vitrina y no la única fuente de ingreso y si no lo es, es sólo mi responsabilidad.

Algunos artistas del mainstream reclaman que las regalías que da el Streaming no les “Alcanza para una cena con su pareja”, pero yo no sé en verdad que cenas, pero Calvin Harris con una sola canción ganó 1.5 Millones de Dólares en el 2014, lo que le hace un sueldo mensual en pesos de 79.600.000 que alcanza para varias cenas… y con muchas parejas por lo demás.

Mi punto es que, cómo músico, hay muchas formas de rentabilizar la música, pero primero hay que enganchar a los fans, hay que crear contenido que seduzca a los que nos escuchan… basicamente… hay que sacarse la chucha…

El punto, de como yo lo veo el trabajo y la vocación de ser músico no termina con escribir una canción, publicar una canción en verdad es el comienzo del trabajo de un músico.

Y tú ¿Crees que Spotify es el villano?

Foto: Nossreh en Flickr

  • pobrezuko

    Estoy en desacuerdo con la parte donde dices que la música debe ser seductora para volverse viral… creo que el asunto es puro marketing, sin el marketing la música por muy seductora que sea no se volverá popular. Y al parecer el asunto es mucho peor con la música ya que al parecer son muy pocas las personas que escuchan música nueva sin el empujón de parte de la radio, televisión, etc.

    Lo bueno es que las plataformas como Spotify, Bandcamp, etc. son globales, la barrera que existía antes para escuchar música de otros lados ha desaparecido… esa minoría de personas que si escucha música sin la ayuda del marketing ahora se multiplica por la cantidad de países con acceso a Internet.

    Por ahí va el asunto creo yo…

    • Pero por ejemplo, Chico trujillo no es una banda que haya invertido mucho en MKT para lograr su éxito. No hay una campaña, comerciales en tv y poco sonaban en radios, lo que hicieron fue tocar, tocar y tocar. Lo demás llegó después,

      Por el contrario, Javiera Mena, antes de 2 años de lanzar su disco, ya había cimentado su fanáticada gracias a Soulseek seduciendo con canciones inocentes e ingenuas que hasta cautivó a la crítica… dos años antes de lanzar su disco.

      Ahí no hubo inversión en MKT, sólo hubo el trabajo y llegar al público correcto.

      Al contrario, hay otras bandas que tienen mucho trabajo de MKT, los leo a diarios en medios especializados, pero al verlos en vivo, hay sólo un par de personas.

      Por lo mismo no creo que todo sea marketing. Si no hay un producto que seduzca, cualquier campaña de MKT podría no funcionar. Si estoy de acuerdo con el segundo punto tuyo, pero eso si o si debe haber una canción, un producto que seduzca al usuario que si escucha música nueva, ya que el objetivo es convertir a un simple escucha en un nuevo fan.

      • pobrezuko

        Chico Trujillo ya tenia un publico: los fans de La Floripondio, etc. no aparecieron de la nada y algún tipo de campaña si hubo, recuerdo que estuvieron de gira en Europa lo cual salio en la prensa, etc.

        El 1er disco de Javiera Mena fue producido por Cristián Heyne, eso es éxito garantizado, jajaja y según leí en Wikipedia venia haciendo música hace tiempo.

        No me parecen como ejemplos de cero marketing. Tienes uno de un artista de alguna de las regiones lejanas a Santiago, sin contactos en el medio nacional, cuya música sea tan buena que por si sola haya seducido y creado nuevos fans?

        • El ejemplo de regiones: Primavera de Praga. Banda de los ángeles (si es que no me equivoco). Es el único ejemplo

          Creo que estamos hablando de Marketing con distintas definiciones. En estricto rigor, y según lo que me comentas, sacar un disco es un acto de Marketing, hacer una tocata es un acto de Marketing, participar en un festival es un acto de marketing, tener una historia pasada es un acto de marketing y es así y estoy de acuerdo con eso. Uno también seduce con su propia historia. Pero si chico trujillo no tuviera calidad musical o no tocara alguna fibra, no trascendería de la fama de la Floripondio. Al igual que la Javiera Mena. Todos los músicos hacen música antes de lanzar su primer disco y si lo produjo Hayne fue por todo lo que dio que hablar las primeras grabaciones de la Javiera Mena antes (y las redes que le permitió construir)

          Y te tengo un ejemplo de música promocionada (con inversión de dinero, en medios que por meses sonó) y que, hasta todo el MKT el mundo, no cautivó a nadie por que el producto, porque la música no sedujo a nadie: El himno de la copa América.

          • pobrezuko

            Creo que nos desviamos del tema originalmente planteado en tu artículo… justo hoy me tope con otro articulo donde se habla acerca del problema de cómo rentabilizar la música, estoy muy de acuerdo en lo que se menciona ahí https://medium.com/cuepoint/want-millennials-to-start-paying-for-music-start-paying-them-fa28f1750060

            Y sigo pensando que el marketing es clave en el asunto 😉

          • Bueno, la idea de mi post (recatando algunas ideas que me has presentado) es esperar que los servicios de streaming sean “la” entrada de dinero de un artista es un error. El streaming es más una herramienta de Marketing, de promoción, tal como dices y concuerdo contigo que el marketing es clave en “cierto” asunto: llevar a la gente tu contenido, en mi caso, la música.

            Ir a un concierto, comprar una polera, comprar una edición especial de un disco, eso se debe a la música y a lo que representa. Y ahí complemento con tu postura, la música es una cosa, pero lo que representa es tan parte de la música como la historia al rededor de ella, al marketing, pero no cualquier marketing, no es un afiche, no es un banner, no es un inserto en un diario, es más un Marketing de contenido, es “ser” tu música, es ser tu postura, es que hacer lo que dices… y eso sigue siendo parte del músico, aunque sea inventado, aunque sea desarrollado… porque desarrollarlo, también es trabajo que no se paga, así como todos nosotros generando contenido en Instagram

          • pobrezuko

            Por fin estamos de acuerdo, jajaja

            Tengo un artículo interesante en mi baúl de bookmarks, aunque no habla directamente (sólo) de Spotify menciona el cómo toda la industria de la música ha cambiado excepto las canciones y su estructura… su duración, cantidad de canciones en un disco, etc. son “normas” que se establecieron según el formato de difusión & distribución. El autor (un profe de música) se pregunta, porque los artistas siguen sacando canciones de 3 minutos en promedio, con alrededor de 10 temas por disco si en Internet no existen las limitaciones de la radio y los LP/CD. Es más, cómo Spotify paga a los 30+ segundos de reproducción de una canción quizás los músicos deberían hacer canciones cortas para obtener más ganancias… https://medium.com/cuepoint/everything-in-the-music-industry-has-changed-except-the-song-itself-452b9a01c869

            Me imagino podría ser un tema para otro post y otra discusión, saludos!