¿Cómo hacer para siempre encontrar inspiración y tener siempre una idea fresca?

Los árboles no nos dejan ver el bosque

Desde Julio del 2015, (casi) todos los miércoles lanzo un capítulo en mi canal de Youtube donde respondo las preguntas que me deja la comunidad, que definitivamente es mi parte favorita de hacer el Vlog: el feedback que se logra es invaluable, muchas veces las preguntas hacen que me detenga en temas que, de otro modo, jamás hubiese abordado

Hace unas semanas me quedé pegado en la pregunta que Magox del episodio 270:

¿Cómo haces para buscar inspiración y tener siempre un tema diferente en cada capítulo?

Magox es una miembro muy activo en la comunidad y participa desde el principio del Vlog, por eso no me asombra que se pregunte esto después de ver 270 episodios en casi 2 años.

Como suele pasar con estas preguntas, la respuesta la tengo, pero sólo me falta ordenar mis pensamientos.

Lo entrete de las reuniones 📓 ✍🏻

A post shared by Sauce 🌳 Babilonia (@saucebabilonia) on

De musas e inspiración

Wikipedia dice que la palabra “inspiración” literalmente significa “recibir el aliento”, describiendo lo que el oráculo de Delfos respiraba para Conectarse con los Dioses (deja la cola!). Así la inspiración es algo que no se posee y sólo puede ser recibido de Melpómene o el Espíritu Santo (según tu ubicación en el tiempo o creencia, claro) regalo que no garantiza ser dueño de ese don. La inspiración entonces es una intervención divina y no es un regalo, es un préstamo.

Por otro lado Hemminway y Baudelaire fueron parte de los que creyeron que la inspiración estaba dentro de la mente de los artistas y que era un poder que había que desbloquear, como un logro en un video juego o un trauma infantil. De ahí que muchos se perdieron en las hadas verdes del absenta, el alcohol o cualquier droga alucinógena que tuvieran a mano.

La verdad es que, no importa si creemos en dioses y bebamos hasta perder el sentido, la inspiración es tan misteriosa hoy como lo fue en los años de Heródoto. Una idea no es sólo un pulso eléctrico en nuestras mentes, si no que es la suma de todos los elementos de la máquina del pensamiento: es tanto las neuronas que conversan como el camino que toman sus mensajes.

Cuando las neuronas se conectan forman una relación, por lo cual, prefieren seguir conversando entre ellas. Para obtener nuevas ideas, simplemente debemos procurar que nuestras neuronas encuentren nuevos caminos al conversar.

Menos mente y más cuerpo: tres formas de tener nuevas ideas

Las nuevas ideas no son tan nuevas como creemos, en realidad son diferentes aproximaciones de viejos conceptos. La mentira de la novedad siempre nos ciega. Para eso, mis métodos favoritos para generar ideas son los siguientes.

Los #juguetes que hace mi #abuelo

A post shared by Sauce 🌳 Babilonia (@saucebabilonia) on

  • La necesidad es la madre de la invención: Obligarte a hacer más con menos. ¿Cómo escribirías sin tener un lápiz? ¿O sacar una foto sin tener una cámara? No esperes a tener el equipo correcto, haz algo ahora, con lo que tengas. Esa es la mejor forma de forzar la innovación.
  • Pensar menos y hacer más: Hay algo que ocurre cuando usas tu cuerpo que resuena en tu mente. ¿No te ha pasado que lees lo que has escribes en voz alta y te suena diferente? ¿Qué pasa cuando lo escribes en una pizarra? Difícilmente se escribe una canción sentado mirando al cielo o escribir un post sin mover los dedos. Hay algo en el cuerpo que hace mover la mente.
  • Es una cosa de perspectiva:Una de mis profesoras favoritas en diseño siempre nos aconsejaba “cambiar de perspectiva” cuando editábamos un trabajo. Para eso ponía las láminas en el suelo y luego se subía a una silla. Cada vez que lo puse en práctica se me hacía claro los cambios que debía hacer a una composición. Hay muchas formas de cambiar la perspectiva, como tomar muchos descansos, recibir comentarios de otros o simplemente dejar ir una idea para que uno mismo, más viejo y más sabio, sepa qué hacer con ella.

La inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando

En definitiva, el supuesto que las ideas llegan desde afuera es sólo una excusa para no comenzar a hacer. Uno se queda en el pensar y no explora, descubre o experimenta, pero la creatividad tiene más que ver con moverse que reflexionar. Las ideas estallan en el cerebro, pero es el movimiento del cuerpo el que alimenta la motivación, es un círculo virtuoso de inspiración, motivarse y hacer, y como buen círculo puede empezar a dibujarse en cualquier punto de su circunferencia. Por que esto es lo que nadie te dice (y que nadie busca):

Las ideas están sobre valoradas

— Jim Kalbach

El foco no debe estar en las ideas. Las ideas nunca es el problema. ¿Cuántas ideas se te han ocurrido mientras has leído este post?¿Cuántas se llevarán a cabo?¿Cuantas serán discutidas?¿Cuántos comentarios dejarás en este post?

El desafío no es encontrar las ideas, el desafío es llevarlas a cabo: las ideas son sólo un montón de árboles que no nos dejan ver el bosque.